Orientación vocacional para aspirantes a estudios de sonido

Fecha Jueves, 08 Enero 2009 | Autor Escrito por Cristian Leyton | Categora Artículos

estudiar-sonido-01Hemos decidido abordar este tema muy recurrente por lo demás en el primer trimestre del año, puesto que la génesis Detonador es dar a conocer todas las aristas que confluyan en el proceso de creación, producción y consumo de la actividad musical. Por tal motivo, en este artículo daremos a conocer algunos parámetros a tener en cuenta al momento de elegir una carrera de educación superior, específicamente en el área del sonido. Nos apoyaremos para esto en los comentarios de algunos ingenieros en sonido cercanos a Detonador, como nuestro columnista estable el Sr. Nelson Turra y algunos colaboradores especializados en el área de televisión y en el ámbito de la acústica medioambiental. Si bien mencionaremos algunos ejemplos de Escuelas Chilenas, la información contenida es común al mundo académico a nivel global.

Pues bien, entremos en materia y comencemos mencionando algunos puntos en que fijarnos a la hora de escoger tanto el lugar de estudios como la carrera en sí.

Primero decir que el decidir una carrera de educación superior es una de las primeras decisiones importantes que tienes que tomar como recién egresado de la secundaria; pues no solo debes pensar en la presión que se ejerce desde tu familia, tus amigos pares y la sociedad entera principalmente a través de los medios publicitarios, sino que además la carrera a escoger será el leit motive y fuente de ingresos por buena parte de tu vida adulta, por tanto tu vocación y el criterio económico deben ser ponderados de buen grado a la hora de tu decisión.
Hablamos del criterio económico ya que para bien o mal; esta es una variable que cada vez está más presente en la decisión cuando se habla de futuro profesional y/o laboral.

Piensa que tu carrera será la profesión que ejercerás las próximas décadas de tu vida, por lo tanto preguntas como:

  • ¿Cómo me veo en 10, 20 o 30 años más?
  • ¿El camino que estoy eligiendo es realmente lo que quiero para mi futuro?

Son cuestionamientos que debes hacerte y sopesarlos muy bien antes de tomar la decisión definitiva.

Un punto relacionado con lo anterior, es conocer el mercado laboral de la carrera que elegirás. Hay muchas carreras en donde el mercado está saturado de profesionales, más aún en Latinoamericana donde la industria musical no es tan grande como en Europa, Estados Unidos o México.
A mayor número de profesionales de una determinada carrera, aumenta la oferta de este servicio en el mercado lo que genera una baja en las remuneraciones y una flagrante escasez en las ofertas de trabajo. No es grato ser un "cesante ilustrado" y finalmente terminar dedicándose a trabajos que no eran lo que esperabas, no obstante, las nuevas tecnologías de la información y las características que impone la volatilidad de los mercados laborales a nivel mundial, permiten que se abran muchas oportunidades a quienes están dispuestos a innovar y a desarrollar proyectos de modo independiente.

En una conversación con Daniel Gotelli (Director Escuela Audiomusica), nos dice referente a este punto "Tu puedes trabajar en varios ámbitos, pero para nosotros la autoproducción es lo primero, lo ideal es que el alumno pueda trabajar en su propio home studio, produciendo bandas, ofreciendo servicios de grabación, asesorías, postproducción de audio, etc."
Por lo que, el emprendimiento y la autogestión es una variable a tener muy en cuenta.
Así que no te desanimes fácilmente, recuerda que quienes sufren de melomanía crónica casi siempre gozan de una imaginación nutrida y de un empuje emocional a toda prueba.

Si ya estás completamente convencido en optar por una carrera en el área de la música, es de perogrullo mencionar que tal elección está determinada por la melomanía y esta pasión ha despertado en ti el interés por armar ya sea una banda y/o grabar sus primeras producciones, o por la curiosidad que te inspiran la tecnología asociada a la producción sonora, etc.

Sin embargo, no debes olvidar que la carrera de sonido es ante todo una carrera de técnica, y que como tal, no solo requieres de una sensibilidad artística fina y desarrollada, sino también de las aptitudes cognitivas necesarias para enfrentar una malla curricular que incluye asignaturas matemáticas como cálculo, álgebra y física, con el fin de acceder al fenómeno sonoro desde la exactitud de las ciencias y no desde la subjetividad emotiva del artista. Como ves, es una carrera compleja la cual necesita de la sensibilidad y conocimientos musicales mínimos como para comprender las necesidades musicales del artista y luego transformarlas mediante procesos tecnológicos, en una producción musical de calidad profesional.

Por otro lado, hoy la publicidad nos ayuda a conocer la oferta que existe, pero a la vez puede confundirnos con el bombardeo de información; eslogan, imágenes de personas exitosas y una tonelada de mensajes persuasivos, que dificultan aún más la decisión.
Es en este contexto donde debe relucir tu capacidad de discernimiento frente al abanico de ofertas que se encuentran en el mercado, recuerda que la elección de una carrera es una decisión importante en donde deben estar incorporados diversos criterios (vocacionales, económicos, etc.), sin embargo el derrotero principal de tu decisión debe estar inspirado por tu pasión por la música, en este caso y por tus capacidades de generar proyectos interesantes en torno a este vasto campo de la actividad cultural, que hoy por hoy, pasa por un proceso de reinvención al enfrentarse a nuevos medios de difusión gratuitos, apoyados por la bendita world wide web.

Cómo elegir la Institución (universidad o Instituto)

La particularidad de la carrera de sonido necesita de algunas consideraciones específicas a la hora de escoger la institución de estudios, en esta lógica no solo debes fijarte en la calidad de su cuerpo docente, las virtudes de la biblioteca o las comodidades de las aulas, sino que debes cerciorarte de que el establecimiento cuente con la dotación tecnológica suficiente para aplicar experimentalmente los conocimientos físico teóricos que te serán entregados. Nos referimos a laboratorios de física, electrónica, en los cuales puedas comprender los procesos de transducción de señales eléctricas en señales acústicas, el funcionamiento interno de los equipos electrónicos incluidos en el proceso de producción musical, un lugar donde puedas conocer las cadenas electroacústicas que dan el soporte a un espectáculo musical y el funcionamiento interno de las máquinas con el fin de que puedas repararlas o incluso diseñar tus propios equipos en un futuro cercano. Además, del equipamiento de estudios de grabación, tecnología digital, software, etc.

En resumen, el establecimiento a escoger debe contar con las dependencias técnicas necesarias para que domines el grueso de las materias relacionadas con el área técnica, que en palabras de Rodolfo García, ingeniero en sonido egresado del instituto Aiep quien actualmente se desempeña como sonidista en un canal de televisión: "son ramos (asignaturas/materias) que constituyen el leit motive de todo buen ingeniero, como electrónica y electricidad que te permiten conocer las transformaciones de las señales y el funcionamiento de los equipos, o ramos fundamentales como acústica y la electroacústica, en el cual abordas temas como la propagación del sonido en distintos medios, lo que luego te permitirá desarrollar trabajos de refuerzo sonoro (vulgarmente conocido como "amplificar un evento") de un modo más eficiente y profesional (...) además de manejar conocimientos sobre cómo manejar todos los parámetros de la señal auditiva, lo que requiere conocimientos teóricos como el cálculo además de las especificidades de los equipos inmiscuidos en el proceso de producción musical."
Sin duda para la mayoría de los sonidistas el área más característica de esta ingeniería tan particular es la acústica musical, pues en ella "se exploran los fundamentos matemáticos del sistema musical de tonalidades, escalas y acordes, donde cada nota musical responde a una determinada frecuencia de onda de la señal sonora, por lo tanto es en esta área donde la música y la matemática se fusionan"

Eso por un lado, pero como ya mencionamos anteriormente, esta carrera está compuesta por dos bloques de conocimiento y por lo tanto esto te obliga a indagar sobre las características estrictamente musicales que la institución te ofrece para desarrollar tus inquietudes vocacionales. Si bien es cierto, muchos ingenieros y técnicos en sonido dicen que no es estrictamente necesario saber música a la hora de ingresar, si te ayudan bastante aquellos conocimientos pues, como dice Rodolfo "el ingeniero es el nexo entre las necesidades musicales del artista y la maquinaria técnica disponible para lograr una producción, de este modo, el ingeniero debe conocer tanto el lenguaje de las partituras como el lenguaje de las perillas para generar un producto de calidad, que guste tanto a realizadores, productores ejecutivos, como al público en general". Así que investiga si la institución posee talleres y/o clases de instrumentos y si están a disposición para que en tus horas de ocio universitario (que no son pocas y muchas veces son mal invertidas en divertimento etílico) puedas practicar por ejemplo piano o guitarra, si hay profesores que tengan un vasta carrera como compositores o músicos sesionistas, etc.
Es por este motivo que la mayoría de las instituciones de educación superior que dispensan esta carrera, requieren que los postulantes realicen un test de aptitudes musicales con el fin de asegurarse de que puedas reconocer las 4 características básicas del sonido, a saber: duración, altura, timbre e intensidad, pero no temas, pues el oído y la sensibilidad musical se educan.

Además, averigua sobre las posibilidades que cada uno de estos establecimientos te entrega con respecto a la electrónica digital, equipamiento y el dominio de software que se inmiscuyen en la producción musical.

Ahora bien, más allá de la información específica que te hemos entregado en lo referente a este campo, debes considerar otros tantos asuntos de índole más doméstica como el acceso a becas o créditos, tanto estatales como privados que posea cada institución. Por ejemplo en Chile, existe el Crédito con Aval del Estado que es una muy buena opción para los recién egresados, lamentablemente no todas las instituciones te permiten acceder a este beneficio o sencillamente mantienen un cupo restringido de alumnos que puedan acceder a este beneficio logrado por la revolución pingüina del pasado 2006. En todo caso hay créditos bancarios y de otras entidades privadas a los que puedes recurrir; claro que siempre evaluando la real posibilidad de cubrir los pagos a los que te comprometas.
Averigua también las formas de pago de cada Escuela, parte por conocer el total anual del arancel y luego si éste debe ser cancelado en 8, 10 o 12 cuotas, averigua si tienen acceso a estudios de post título o post grado, para así asegurar una continuidad de estudios más sólida, lee bien el contrato de la matrícula, fíjate en la letra chica y asesórate por tus padre o a quien sea que escojas como tu apoderado. Siempre guarda una copia de todos los documentos que firmes, siempre.

Y por último, a pesar que correr el riesgo a contradecirnos, te lo decimos por experiencias propias de quienes escribimos aquí, la calidad de los profesionales depende en un 90% del empeño y empuje que tu le entregues al estudio de tu carrera, después de todo la elección primera está motivada por una pasión que no es otra que la música, y en cuento tal, es una tarea de tiempo completo que debe ocupar cada intersticio de tu existencia y que el éxito en tu carrera dependerá completamente de tu compromiso y dedicación. Sin nada más que agregar, nos despedimos humildemente esperando que escojas a conciencia y que una vez que hayas egresado como sonidista, ayudes a detonar la escena musical.

Enlace recomendado:

  • Universia.cl Portal de Universidades Chilenas y Latinoamericanas
Comentarios (9)
Escribir comentario
 
  achicar | extender
 

busy